Miedo a las Ventas? Rompe los paradigmas!

Porqué le tenemos miedo a vender?

Muchas personas le tienen miedo a las ventas. Siempre piensan que simplemente no está en ellos ser vendedores. Pero finalmente te das cuenta de que todos en la vida estamos permanentemente vendiendo.

Cuando presentas un proyecto, cuando presentas una entrevista te vendes como profesional. Cuando intentas entrar a una relación sentimental te estás vendiendo como persona. Siempre estás vendiendo algo. Y si tu hoy eres empleado y mañana te quieres independizar pues cuando seas independiente te vas a tener que vender.

Todas las personas estamos en el mundo de las ventas. Lo que pasa es que para nosotros es difícil aceptarlo porque tenemos creencias o anclas con respecto a las ventas.

¿De dónde vienen esas creencias y esas anclas?. De nuestro pasado, de lo que sucedió en nuestras vidas cuando éramos niños.

Esta es mi historia?

Cuando era niño vivíamos en una comunidad en la ciudad de Cali, Colombia, donde en esa época no era la de los grandes barrios ni ciudadelas.

Eran casas independientes y estábamos jugando fuera de nuestras casas cuando siempre pasaban los vendedores. En esa época vendedores de ollas a presión, de biblias, de repuestos, de zapatos, etc.

Era un desfile de vendedores permanentemente. Y esos vendedores eran personas que no habían podido ser nada más en la vida y se habían tenido que dedicar a vender.

En esa época las personas pensaban que ser vendedores era para las personas que estaban varadas. Personas que no tenían nada más que hacer, para los que no habían estudiado, los que no habían tenido otra oportunidad en la vida.

Y eso daba miedo!

Cuando veíamos que venía un vendedor arrancábamos a correr y entrábamos a la casa, cerrábamos la puerta y nos escondíamos detrás de la nevera.

El vendedor llegaba a la casa tocando la puerta y mi mamá nos decía que hiciéramos silencio hasta que el vendedor se fuera.

El vendedor tocaba y tocaba la puerta hasta que se cansaba y se iba, y mi mamá nos decía que estudiáramos porque si no íbamos a terminar como ese señor.

Escuchar esa historia permanentemente generó en nosotros la creencia de que las ventas definitivamente eran algo malo y que era algo para gente que no tenía nada que hacer.

Esto era lo que me esperaba

Pasó el tiempo, terminé la secundaria y gracias a Dios y a mis padres tuve la oportunidad de ir a la universidad y estudié Ingeniería Eléctrica. Pasé 5 años en una universidad y me gradué de ingeniería eléctrica.

Como en aquel entonces nuestra situación era un poco difícil era importante generar trabajo y generar ingresos rápidamente.

Tuve la oportunidad de presentar una entrevista en una compañía, me entrevistaron dos veces y luego me llamaron para contratarme (confieso que me dio un poco de miedo).

Regresé a casa y le conté a mi papá que me habían contratado, le pareció excelente y me preguntó si me contrataron como ingeniero y qué debía hacer.

Yo le dije que debía vender unos equipos eléctricos que la compañía vendía y a él no le gustó mucho la idea, incluso me dijo que buscara un trabajo de verdad.

Yo le respondí que ese era un trabajo de verdad y él insistía en que ese era un trabajo para los que no habían tenido oportunidad.

Le dije que ese era un trabajo de verdad, donde había un equipo especializado y que había que tener conocimientos técnicos para poder vender. Que eso no lo podía vender cualquiera y aunque ni mi papá ni yo estábamos muy convencidos igual lo hice debido a nuestra situación económica.

En esa compañía comencé en el mundo de las ventas. Luego fui a dos compañías más y recuerdo muy bien las palabras de un profesor de la universidad que nos dijo: “El que entra en el mundo de las ventas nunca vuelve a salir”.

Yo nunca entendí eso hasta no haber pasado por este trayecto del mundo de las ventas.

Que esperar de las ventas entonces?

Las ventas son un mundo maravilloso que tienen una cantidad de ventajas y beneficios para ti como persona y como profesional, así que no le tengas miedo.

El primer beneficio que tiene es que tú manejas tu tiempo. El vendedor entra y sale de acuerdo a los horarios de visitas, de acuerdo a las responsabilidades, a lo que pacte con los clientes.

No tienes un horario específico y aburrido, ni estas todo el día encerrado en una oficina.

Otro beneficio es que estás afuera, en el mundo, viendo el sol, viendo la vida. No estás todo el tiempo encerrado mientras te pasan los años. Estás afuera viendo pasar muchas cosas.

Conoces mucha gente. En la medida en que tu labor lo va requiriendo, vas haciendo visitas a diferentes personas, compradores, profesionales. Además tienes que verte con los proveedores, pues estos son una parte importante de tu labor. Son quienes te suministran los equipo que vas a vender.

Entonces entras en relación con proveedores y empiezas a hacer una cantidad de relaciones con muchas personas que luego te darás cuenta del gran beneficio que te traen.

Porque luego cuando vayas de empresa en empresa te apoyarás en esas relaciones. Si luego piensas iniciar tu propia compañía sabes que cuentas con esas personas con las que construiste relaciones.

El beneficio económico

Otro gran beneficio, además de importante para todos, es el beneficio económico.

Resulta que en los trabajos convencionales tienes un salario fijo mensual. Muchas personas ven esto como algo muy bueno porque saben exactamente cuánto se van a ganar y la gente le tiene miedo a las ventas porque el salario es variable y no saben cuánto van a ganar.

Lo cierto es que en las ventas tienes tu sueldo como una parte fija y una parte variable. Esa parte variable depende de ti, de tu esfuerzo, de tus resultados, de tu empeño y de lo que hagas para tus clientes.

En la medida en que hagas cosas buenas, si haces tu trabajo bien tus ingresos serán superiores. No vas a estar limitado a una cantidad de dinero fija mensualmente, sino que vas a ganar mucho más.

Efectivamente eso pasa. Uno gana más plata en ventas que en cualquier otra profesión. Por eso ves que las personas que ganan salario variable son las personas que mejores ingresos tienen.

¿De qué depende que tengas esas buenas ventas?

De la relación que tengas con tus clientes!. Porque vender es ayudar. Vender no es aprovecharse del otro sino comprender cuál es la necesidad de tu cliente. Construir una relación ganar – ganar.

En la medida en que haces eso bien, en tu vida te va bien. Porque en la medida en que te preocupas por tu cliente, sus necesidades, sus expectativas, por hacer las cosas bien.

Vas creando una solidez en ti como persona, como vendedor y como profesional.

Y en el mundo exterior la gente comienza a verlo y es ahí cuando tus metas comienzan a crecer y el miedo desaparece.

Conclusión: Vender es ayudar

Estas pensando en el beneficio del otro, en que a la otra persona le vaya bien, en que el otro resuelva sus problemas. En que el otro obtenga sus resultados, eso es vender. Vender es ayudar al otro.

Sin necesidad de ser extrovertido, simplemente debes tener una mentalidad de ayudar al otro. Reflexiona acerca de esto y date cuenta si el camino de las ventas es para ti.

Síguenos en nuestra página oficial de Facebook: www.facebook.com/transformandotumente

Ya estas en la comunidad de WhatsApp?? Escribanos ahora mismo +57-305-380-1565

Negocios exitosos a partir de tus ideas