¿Cuál es tu personalidad del dinero?

Una de las razones por las que trabajamos, ya sea empleados o independientes es para ganar dinero. Y puedes tener muchos objetivos: desde ahorrar, comprar las cosas que desees, ayudar a otros, viajar, o simplemente entregárselo a otros para que lo manejen.

Existen cuatro diferentes personalidades del dinero, que actúan, piensan y toman decisiones diferentes con respecto a este. Aquí te contamos cuales son:

  • Los que gastan todo:

Este tipo de personas cuentan los días para que les llegue su salario, pues ya se lo han gastado desde que lo recibieron. Son aquellos a los que les sobra mes al final del salario!!! Son muy creativos y no reparan en comprar lo que desean. Normalmente son impulsivos, y siempre quieren estar a la moda en algo. Viven felices y no se estresan mucho por la plata. Las ventajas de ser de este estilo es que viven actualizados, disfrutan más la vida e impulsan la pareja hacia nuevos retos. Las desventajas es que viven endeudados, no ahorran y compran cosas que no necesitan.

  • Los que ahorran todo:

Estas personas parecen ardillas guardando comida. Todo lo ahorran y son muy organizados con sus ingresos. Normalmente llevan presupuesto para todo y no hacen una compra a menos que esté planificada. Usan las cosas por años, y su decir es: “Está bueno, todavía me sirve”. Las ventajas de ser de este estilo es que siempre tienen dinero disponible, pagan menos intereses que los demás pues no les gusta endeudarse. Las desventajas es que no disfrutan mucho la vida, pues no gastan en diversión, y por lo general viven desactualizados.

  • Los que evitan el dinero:

A estos personajes les aterroriza tener dinero en sus manos, y cuando les llega normalmente se lo dan a otros para que lo manejen. Usualmente tienen una emoción del pasado asociada al dinero y por lo tanto prefieren que otro lo administre. La ventaja es que mantienen buenas relaciones con los demás pues no saben ni cuanto tienen y así no tiene por qué pelear. La desventaja es que no se sienten merecedores y normalmente no compran para ellos nada. Quedan a merced de quien les maneje su dinero.

  • A los que no les importa:

Normalmente piensan que el dinero es sucio, corrompe y es el origen de todos los problemas. Están conectados con la naturaleza, la espiritualidad, buscando el amor y la paz y el dinero los tiene sin cuidado Prefieren no tenerlo en sus manos, y evitan conversaciones al respecto. La ventaja es que viven en paz y sin estrés, y la desventaja es que no hacen inversiones y por lo general no tienen un crecimiento económico como el que otros desean.

“Ninguna personalidad del dinero es mala o buena, mejor o peor que la otra.  Revisa como puedes mejorar y tener un equilibrio para que aproveches las ventajas de cada estilo”

¿Y cuál es tu personalidad del dinero?  Escríbenos a info@transformandotumente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu mundo interior crea tu mundo exterior

Siete señales de una gran actitud

Los libros que cualquier emprendedor debería leer